Archivo

Archivo para febrero, 2012

Ciencia y Sociedad XVI ¿Somos únicos?

Domingo, 19 de febrero de 2012 Sin comentarios

Bajo el título de la entrada se presenta en Madrid la decimosexta edición de este ciclo de conferencias organizado por la Fundación Banco Sandanter y coordinada por Eduard Punset.

El programa traerá durante las tardes (19.30h) de los jueves del mes de Marzo al Museo de la Ciudad importantes ponentes de diversos campos del desarrollo científico contemporáneo:


· 1 de marzo | ¿Somos únicos?

Eduardo Punset, Abogado, economista y divulgador científico 

 

· 8 de marzo | De lo singular a lo híbrido: la relación personal y social con la inteligencia de las máquinas

Ramon Sangüesa, Profesor de la UPC y promotor de CoCreating Cultures 

 

· 15 de marzo | Moralidad antes que religión: El Bosco, Bonobos y el simio pro social

Frans de Waal, Primatólogo holandés especializado en etología y psicología; Director del Living Links Centre, Universidad de Emory, Atlanta, EE. UU.

 

· 22 de marzo | Lo que los microbios, asombrosos y casi increíbles, nos mostrarán en el futuro

Ken Nealson, Catedrático de geología de la Universidad del Sur de California y Director del Centro para la Detección de Vida del laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA

 

· 29 de marzo | ¿Somos únicos? Una perspectiva cosmológica

Max Tegmark, cosmólogo y profesor de física del MIT (Massachusetts Institute of Technology)

 


La entrada es gratuita y hay servicio de traducción simultánea (inglés->español) En caso de completarse el aforo en el auditorio también es posible seguir las charlas en las pantallas instaladas en el patio del edificio. Hay turno de preguntas al final, tanto para los asistentes como a través de twitter.

El tono de las conferencias es riguroso, y pensado para público iniciado: una buena oportunidad para asomarse a las disciplinas menos afines a nuestra formación.

En 2011 tuvimos al propio Punset, girando entorno a su temática habitual: evolución, aprendizaje-desaprendizaje, el cerebro, la educación, toma de decisiones…

Kevin Warwick dejó un tanto conmocionada a la audiencia con su "Cyborg Experiment". Desde pequeños robots controlados por cerebros biológicos de neuronas de rata hasta la conexión a través de internet del sistema nervioso de dos humanos (propio Warwick y su esposa) pasando por los avances en el tratamiento de los temblores asociados al parkinson mediante "contra-estimulación del sistema nervioso".

Manel Esteller nos abrió todo un mundo de posibilidades con la epigénetica, un concepto tan fascinante como desconocido para el gran público. Según el ejemplo del propio Esteller la epigenética es la gramática y ortografía que da sentido al abecedario de los genes, haciendo que se expresen de una u otra manera. Dos gemelos con el mismo ADN, o un clon y su origen, presentan características y enfermedades diferentes debido a las marcas químicas sobre los genes. Esta disciplina permite explicar y tratar enfermedades de una forma completamente revolucionaria.

Steve Cowley desgranó los fundamentos de la fusión nuclear, estado actual y perspectivas a medio y largo plazo. La enorme importancia de la energía en la civilización actual necesita alternativas urgentes a los combustibles fósiles. La fusión nuclear es un proceso ya realizado en laboratorio, pero es necesario avanzar en su conocimiento para sacarle partido y que la reacción sea sostenida. Según Cowley, en un futuro no muy lejano los reactores de fusión y las renovables podrán proveer de energía al mundo.

Álvaro de Rújula comentó algunos de los entresijos técnicos del LHC, la mayor construcción científica llevada a cabo por el hombre y seguro de sobra conocida por nuestros lectores. La naturaleza del vacío y el bosón de Higgs aparecen como los objetivos más importantes a desarrollar en el acelerador.

Para el que quiera ampliar os dejo con un playlist de las entrevistas a los protagonistas en Marzo de 2011

Las nuevas aventuras del Catedrático Bellotas: Higgs

Lunes, 6 de febrero de 2012 2 comentarios
(Pinchar para ver más grande)
 

[Comentario de la redacción, febrero de 2012]: Pues sí, porque la Física a este nivel la entiende hasta tu abuela, claro que sí. Por cierto, recordamos que Marcelo tiene una cuenta en Twitter. Aunque no lo reconozca ni muerto, en realidad le gusta interaccionar con la muchachada.

El Rayo Bola

Viernes, 3 de febrero de 2012 Sin comentarios

[Comentario de la redacción]: Artículo rescatado del quanto n=10 de Abril del 99 referente a una conferencia de Antonio Fernández-Rañada sobre el rayo bola…

Muchos de vosotros habréis dudado si lo del “Rayo bola” o “Rayo en bola” era algo serio o una tomadura de pelo. Al ir junto al nombre de Antonio Fernández-Rañada gran parte se ha inclinado por la primera opción. Los que piensen que era una broma deberían saber que existe una asociación internacional que se dedica a estudiarlos y recoger datos sobre tan curioso fenómeno.

En nuestra Facultad Mario Soler, recientemente fallecido, José Luis Trueba y el propio conferenciante Antonio Fernández-Rañada, propusieron un modelo teórico que los explica. Sin meternos en teoría trataremos de explicar lo que es un rayo en bola.

Al pie de la descarga de un rayo pueden aparecer unas bolas de fuego del orden de decenas de centímetros de diámetro y de gran luminosidad. Su vida suele oscilar entre los escasos segundos y un minuto entero. Al desaparecer pueden hacerlo por la tangente ("suavemente") o anunciándolo a bombo y platillo con una explosión (el nombre de estos últimos es “rayos bola violentos”). Esto es lo que conocemos como rayo bola. Constituyen uno de los pocos fenómenos de la naturaleza que no tienen una explicación científica aceptada de modo general. De las múltiples teorías que tratan de definir este fenómeno podemos citar las que defienden que se tratan de meteoritos de antimateria y las que sostienen que sólo son meras ilusiones ópticas.

A decir verdad son pocas las personas con formación científica que han contemplado estos fenómenos. La única persona con quien habló Antonio Fernández-Rañada que hubiera visto un rayo bola fue un campesino cuyos niveles de alcohol en sangre no parecían mantenerse constantes en el tiempo. Una de las últimas experiencias relacionadas con este fenómeno ocurrió recientemente en un avión de la Air UK que atravesaba una tormenta. La tripulación se vió sorprendida por una bola de fuego que apareció en la cabina. La belleza de este fenómeno es tal que la única persona de formación científica que ha tenido la oportunidad de verlo no dudó en caracterizar este fenómeno como “the most beautiful thing in my life” cuando lo vió atravesando el pasillo de su avión (sólo un científico podría decir algo así sobre un rayo bola).

Este fenómeno está cerca de ser descifrado. En palabras del conferenciante: “suponemos que, bajo la acción de los potentes campos magnéticos que se crean al pie de un rayo, se forman líneas de corriente eléctrica, llamadas streamers (han podido ser reproducidas en laboratorio con d.d.p. de 10 millones de voltios) que actúan como los filamentos de una bombilla. Estos streamers forman una especie de madeja enmarañada que otorga al rayo bola una estructura estable que le impide, durante un lapso de tiempo, explosionar.”

Los streamers constituyen una millonésima parte del rayo bola lo cual indica que sólo produciría quemaduras si se tocaran los filamentos de su interior, que alcanzan temperaturas de unos 16 mil grados centígrados. El resto de materia, según el modelo teórico defendido por estos científicos, es aire a temperatura ambiente.

Por si buscáis más información la revista de la National Geographic Society habla sobre el tema en un artículo del número de febrero (1999). 

D.N.L. y J.A.M.G.

[Comentario de la redacción]: El rayo bola (ball lightning en inglés) continúa siendo un fenómeno atmosférico sin una explicación ampliamente aceptada. El International Committee on Ball Lightning mantiene su actividad celebrando simposios sobre el asunto. Desde los primeros intentos por parte de Nikola Tesla a comienzos del siglo XX continúan los esfuerzos por replicarlo en laboratorio. Destaca el resultado obtenido durante 2007 en la Universidad de Pernambuco de Brasil al electrificar obleas de silicio, vaporizándolo y oxidando el vapor desprendido para obtener pequeñas bolas brillantes como la que se muestra en este video. También podéis consultar aquí el último artículo (2006) de Jose M. Donoso, Jose L. Trueba y Antonio Fernández-Rañada al respecto.